jueves, 2 de junio de 2011

A veces, la vida es injusta.

Todo puede pasar en esta vida. Un día puedes ser muy feliz y al día siguiente puedes ser la persona más infeliz del mundo. Todo puede pasar en esta vida llena de alegrías, penas, amores, desamores, amistad, cariño, locura, falsedad y miles de cosas más. Todas esas cosas te pueden pasar a tí, a mí o a cualquier persona. Pero ¿sabeis qué? Que las cosas malas siempre  pasan a los que menos se lo merecen.

2 comentarios:

  1. Una gran verdad! Me encanta vuestro blog!! os sigo!
    un besito :)

    ResponderEliminar